martes, 12 de mayo de 2009

Colorante alimentario (para paellas y guisos) vs. Cúrcuma

Los colorantes alimentarios son un aditivo inútil ya que a menudo sólo pretenden hacernos creer que el alimento es mejor de lo que parece en realidad, camuflando una posible mala calidad.

En los países nórdicos están prohibidos casi todos los colorantes sintéticos, en EEUU sólo se autorizan 9 frente a los 23 de España. Los más problemáticos son: los azoicos (E102, E110, E123, E124, E154 y E155); la cochinilla (E120); la azorrubina (E122); el amaranto (E123); la eritrosina (E127); E129; E133; E155; el caramelo (E150); el negro brillante (E151); colorante negro (E153); carotenoides (E160) y el dióxido de titanio (E171).

Hoy me voy a centrar en el colorante que venden para la paella, también conocido por E102 Tartracina (colorante azoico).

Posee un color amarillo limón, y es de síntesis artificial.
-Alimentos que lo contienen: refrescos en polvo, helados, esencias de frutas, mostaza, jarabes, dulces...
-Posibles efectos secundarios: reacciones alérgicas, sobretodo en personas asmáticas y con sensibilidad a la aspirina.

Analicemos ahora la Cúrcuma: suele ser conocida por ser un componente del Curry pero es una de las especias con más propiedades, beneficios o indicaciones medicinales. Hace más de 4.000 años que se viene usando la Cúrcuma por sus propiedades y como condimento y colorante.

El componente activo de la cúrcuma es la curcumina, que da además a la Cúrcuma su peculiar color amarillento.

Propiedades e indicaciones de la Cúrcuma:

- buen poder antiinflamatorio, muy recomendable para aliviar el dolor. Las personas con artritis encuentran en la Cúrcuma un buen aliado ya que calma el dolor y favorece la eliminación de toxinas.

-ideal en la lucha contra la formación de coágulos en la sangre ya que limita la agregación plaquetaria mejorando así la circulación y previniendo la arterosclerosis.

-favorece el buen funcionamiento del hígado ya que lo protege de toxinas, disminuye el colesterol, ayuda a que la bilis sea más fluida y puede colaborar, en algunos casos, en la lucha contra la hepatitis.

-puede reducir los niveles de glucosa en los diabéticos.

-muy conveniente en inflamaciones de la boca (enjuagues con el polvo). En caso de encías muy sensibles podemos cepillarlas con un poquito de polvo.

-puede ser un buen aliado en la lucha contra el cáncer.

-podría ayudarnos en el control del crecimiento de los tumores ya que, ayuda a controlar los diferentes factores que favorecen su crecimiento.

-en Oriente se suele usar también en casos de resfriados, gripes, infecciones y diarreas.

-efecto expectorante. Ideal para personas con asma y con mucha mucosidad bronquial.

-en caso de enfermedades de la piel como dermatitis, hongos y psoriasis también se suele aplicar a nivel externo.

-ideal en problemas digestivos (digestión lenta, falta de apetito, gases, exceso o falta de ácidos gástricos, etc.).


Si comparamos pros y contras de ambos, yo elijo sin pensármelo 2 veces la cúrcuma, de hecho ya la elegí hace tiempo. He de decir que apenas tiene sabor y que se puede consumir cocinada (en guisos y arroces) o cruda (en la leche de almendras,...).

De todas formas os sugiero que os paséis por los siguientes links para más información:


Bibliografía:

CUEVAS FERNÁNDEZ, O: El equilibrio a través de la alimentación. Sentido común, ciencia y filosofía oriental. 2006.

HERNÁNDEZ RAMOS, F: Que tus alimentos sean tu medicina. Ediciones RBA, 2007

http://www.enbuenasmanos.com

3 comentarios:

  1. Desde hace mucho tiempo soy fiel seguidora de la cúrcuma!! :D

    http://novegetariano.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Haces muy bien Erinia! La verdad es que existen bastantes especias con propiedades maravillosas, tan sólo falta conocerlas!
    Ah! me he dado una vuelta por tu blog y se le ve buena pinta, sobretodo a esos pastelitos que tengo que probar cuando pueda!!!

    ResponderEliminar