lunes, 26 de enero de 2015

Bizcocho sencillo de espelta [Coca de llanda]




Esta receta no es original mía, la he sacado del libro "Cocina vegetariana para niños...y para toda la familia", de Mercedes Blasco. Bueno, he de decir que le he hecho algunos retoques... jeje.

Consiste en un bizcocho sencillo, el cual es similar a la coca de llanda tan típica de la zona de Valencia.

Espero que os guste, ya que podéis usar este bizcocho tal cual para desayunar o merendar, o si lo cubrís con chocolate, frosting,... y/o lo rellenáis, se puede usar como base de una tarta más elaborada.

¡A little-veggie le ha encantado! ¡El pobre no paraba de llorar mientras hacía las fotos porque no podía esperar para comérselo, quería un trozo ya!



INGREDIENTES (Para un bizcocho pequeño para 3- 4 personas justas*.)

*Si lo usáis como base os recomiendo duplicar las cantidades.

100 gr. de azúcar integral de caña
150 gr. de harina integral de espelta
1 cucharadita de bicarbonato
1/2 sobre de levadura química
1 yogur de soja (el mío era de vainilla)
75 ml de aceite de oliva (de primera presión en frío)
50 ml de leche vegetal (en mi caso avena)
Ralladura de 1 limón

Semillas de sésamo para la superficie.


ELABORACIÓN

Mezcla los ingredientes secos por un lado (harina + azúcar + bicarbonato + levadura), y los húmedos por otro (yogur + leche vegetal + aceite + ralladura de limón). Junta ambos y remueve muy bien hasta obtener una mezcla bien homogénea.

Vierte la masa en una bandeja cubierta con papel vegetal especial para el horno.

Espolvorea por encima el sésamo y un poco de azúcar. Introduce en el horno, precalentado previamente a 170º C, a media altura, y hornea entre 30 - 45 minutos hasta que al pinchar con un palillo éste salga limpio.

Recuerda no abrir el horno mientras la masa del bizcocho está subiendo, ya que interrumpirás el proceso y ya no subirá.


¡Qué dificil es hacer fotos cuando tu hijo está ansioso de comerse lo que estás fotografiando!



lunes, 10 de noviembre de 2014

Sopa de miso, jengibre y verduras [Fuente de sabor]




Con la llegada del frío ya apetecen comidas calientes de cuchara ¿no os parece?

Hoy... ¡una sopa de miso! Podéis utilizarla como base para ir añadiéndoles otros ingredientes o dejarla tal cual, ya que es muy sabrosa y reconfortante, además de convertirse casi en un plato "medicamento", puesto que las propiedades del miso (buen alcalinizante, antioxidante y depurativo), junto con las del jengibre (antiinflamatorio natural), el perejil (rico en hierro y vit. C) y el limón (alcalinizante y rico en vit. C) fortalecerán nuestro sistema inmune para esta estación del año.

El miso es una especie de pasta a partir de soja fermentada con sal marina y, opcionalmente con otros cereales (el Mugi Miso con soja, cebada y sal. También encontramos el Hatcho Miso; el Genmai Miso y el Komé Miso). Y significa "fuente del sabor". Mi es "sabor" y So "fuente".

¡Espero que os guste!



INGREDIENTES (2 personas)

2 dientes de ajo
2 zanahorias
1/2 hinojo
3 champiñones (o setas shitake)
3 ramilletes de brócoli
1 trocito de alga kombu (o unas tiras de wakame)
1 lámina de jengibre fresco
sal del Himalaya
pimienta negra recién molida
2 cucharadas de aceite de oliva (de 1ª presión en frío)
agua o caldo vegetal
1 cucharadita de Mugi Miso
2 rodajas de limón
unas ramitas de perejil fresco





ELABORACIÓN

Pela y lamina los ajos y las zanahorias. Corta a tiras el hinojo y lamina los champiñones.

En una cazuela con las 2 cucharadas de aceite de oliva caliente, saltea todo lo anterior unos 3-4 minutos hasta que comience ha trasparentarte el hinojo. Salpimienta y cubre con agua o caldo. [Ojo con la cantidad de sal, ya que el alga junto con el miso le aportan a la sopa un extra de sal]
Añade el alga kombu, el jengibre y lleva a ebullición unos 15 minutos.

Incorpora el brócoli desmenuzado en ramilletes pequeños y, si quieres algo de pasta, añádela en este momento. Yo he utilizado un puñadito de estrellitas de espelta integral, pero con unos fideos udon también quedan muy bien. Pasados unos 5 minutos (o el tiempo necesario para hacerse la pasta) apaga el fuego y añade el miso. Remueve bien hasta que se disuelva.

Sirve en los platos junto con una rodaja de limón y perejil fresco picado por encima.



NOTA

Es muy importante saber que el Miso no debe de hervir nunca, ya que sino perdería sus enzimas y con ello todo sus beneficios, por ello apagamos primero el fuego a la hora de añadirlo.

+INFO: Miso.



lunes, 29 de septiembre de 2014

Batido de plátano, cacao puro y avena




Tras mi sesión en el gimnasio (hay que hacer ejercicio y mantenerse en forma, que a una los años no le pasan en balde! jeje) he recuperado fuerzas con este sabroso batido que me ha ayudado a recuperar los nutrientes que haya podido perder haciendo ejercicio.

INGREDIENTES (Para 1 vaso)

1 plátano
2 cucharaditas de cacao puro (también puedes usar algarroba)
1 cucharadita de melaza de caña (muy rica en minerales)
un chorrete de leche de avena (u otra vegetal: de almendras, de avellanas, de arroz, de coco,...)


ELABORACIÓN

Introduce todo en la batidora y tritura hasta conseguir una mezcla homogénea. Varía el espesor del batido añadiendo más o menos bebida de avena.

Vierte en un vaso y... a disfrutar!!!